De Cómo un Tequila Mexicano Llegó a Las Manos de Ben Stiller

Todo empezó hace más de un año, cuando Bertha González Nieves, CEO de Casa Dragones, visitó Roma con su socio Bob Pittman. Ambos cenaron en el restaurante Pierluigi, uno de los mejores de Italia; ahí conocieron a Lorenzo Lisi, dueño del lugar y con quien charlaron, entre otras cosas, de tequila.

Cuando Bertha González comentó a Lorenzo que es la fundadora de Casa Dragones junto con Bob Pittman, el dueño de este exclusivo restaurante le mostró una fotografía en la que aparece Ben Stiller sosteniendo una botella de Casa Dragones en una de sus visitas en Pierluigi, pues siempre que va ahí lleva su propia botella de Casa Dragones Joven.

En un viaje de Lorenzo a Nueva York, Bertha le entregó una botella de Tequila Casa Dragones Joven personalizada con el nombre de Ben Stiller para que se la diera la próxima vez que fuera al restaurante, una sorpresa que emocionó y encantó al actor.

Posteriormente, en mayo de 2015, Bertha estuvo en Venecia durante la Bienal para la presentación de una edición especial de Tequila Casa Dragones en colaboración con el artista danés Danh Vo; fue una celebración por su primera actuación curatorial en el museo de Francois Pinault, Punta Della Dogana, con la apertura de la exposición Slip of The Tongue y por su curaduría del Pabellón danés dentro de la Bienal.

En esta visita, Bertha recibió una llamada de Lorenzo Lisi invitándola a una cena privada en Pierluigi, la cual era organizada por Ben Stiller para el reparto de Zoolander 2, entre ellos Owen Wilson y Will Ferrell. Lorenzo preparó una cena deliciosa maridada con Casa Dragones Joven y Ben contó a Bertha su idea de tener a su tequila favorito en la cinta.

Dos meses después, Bertha fue invitada personalmente por Ben para regresar a Roma y estar presente durante la filmación de las escenas en las que aparece Tequila Casa Dragones Joven.

Lee más aquí.