Departures: Bob Pittman quiere su tequila

En una soleada mañana de viernes, Bob Pittman, la fuerza empresarial detrás de la creación de MTV y del éxito de AOL, está en el asiento del piloto, volando en su jet hacia San Miguel de Allende, México, con el fin de supervisar su más reciente proyecto, el tequila que lo apasiona: Casa Dragones.

Desde hace tiempo, Pittman es gran aficionado al tequila, y un día en San Miguel le dieron a probar cierto tequila suave y singular, con un rasgo único: no te hacía torcer el gesto al tomarlo. "Nunca olvidaré su sabor", dice Pittman. Trató de localizar al productor en vano y al final se enteró de que se trataba de un viejo destilado casero, que no estaba a la venta.

En 2003, luego de dejar su puesto como COO en AOL Time Warner, Pittman fundó Pilot Group, una firma de inversionistas privados, enfocada en nuevas empresas innovadoras, como el sitio en la red DailyCandy, que terminó por vender en 125 millones de dólares. Pittman siempre busca nuevos proyectos y, una noche, hace unos tres años, en una fiesta en Brooklyn, conoció a Bertha González Nieves, entonces directora de área para América del Norte en Grupo José Cuervo, y primera mujer en ser certificada como Maestra Tequilera. Al recordar su fallida búsqueda del elusivo elíxir, se dio cuenta de que Bertha era la persona perfecta para ayudarlo a recrear ese sabor, así que le propuso a González Nieves, en ese momento feliz empleada de Cuervo: "¿Quieres lanzar una nueva marca de tequila?"

En uno de los asientos para pasajeros del jet, González Nieves está concentrada en unos documentos de mercadotecnia. Al observarla, es evidente su apasionamiento y la misma capacidad de enfoque, como de rayo láser, característica de su mentor. Luego de asociarse con Pittman, ambos se dedicaron a recorrer las regiones productoras de tequila en México y a visitar

los mejores plantíos de agave. Al final escogieron una propiedad en las tierras bajas de Jalisco, principalmente por su suelo. "Es volcánico, muy rico en minerales", explica ella. "Los agaves son muy dulces y llenos de sabor".

Casa Dragones es un tequila joven; en esencia, un blanco mezclado con un toque de extra añejo. Aunque se trata de una de las clasificaciones oficiales del tequila, es un estilo que rara vez se produce, de modo que Casa Dragones es el único joven de alta gama en el mercado. "Trabajé personalmente en el desarrollo del líquido por más de un año", cuenta González Nieves. Pero es un experimentado maestro tequilero, a quien Bertha convenció de salir de su retiro, quien añade al tequila el toque final de extra añejo, del que más tarde se remueve el color con filtro de carbón.

El primer lote de Casa Dragones —que constó de doce mil botellas, todas firmadas y numeradas a mano— se puso a la venta en julio de 2009. "Bob y yo acordamos que si no teníamos éxito en lograr un tequila así de suave, abandonaríamos el proyecto", recuerda González Nieves. "Por fortuna, logramos nuestro objetivo, y con creces".