Epicurious: Los Mejores Tequilas de 2014

Si hay una cosa que nos gusta aquí en las oficinas de Epicurious, es Tequila. De hecho, Nilou Motamed , nuestra Directora Editorial, mantiene una selección amplia de botellas artesanales en su oficina en todo momento. Bajo la supervisión del gurú de tequila Jason Silverman, nos bebímos 21 tequilas blancos y reposados, y lo hicimos todo por ti. ¿Alguna vez te preguntaste qué Tequilas son mejores para hacer margaritas y cuales son lo suficientemente suaves para saborear ? ¿Quieres saber qué tequilas saben increíbles y cuestan menos de $30? Si te crees un snob de tequila, estás en busca de un mezclador asesino, o simplemente quieres obtener la mejor opción para tu inversión, lo tenemos todo cubierto. Sigue leyendo para ver qué tequilas reinaron.

Tequila 411: Tequilas blanco o tequilas plata por lo general no son añejados y son embotellados (o almacenados) inmediatamente después del proceso de destilación. A veces son añejados por menos de dos meses y se conservan en barriles de acero oxidable o de roble. Reposado se refiere a un tequila que han envejecido en barricas de roble, durante al menos 2 meses, pero no más de un año.

Método de Nuestra Locura: Nuestros catadores clasificaron los tequilas en una escala de 1 a 5 en tres categorías diferentes: aroma, sabor y acabado. Además, los tequilas también fueron juzgados de acuerdo a criterios establecidos, tales como "el mejor tequila novato" o "el mejor para la coctelería"

Los Resultados: Mejor Tequila Blanco: Casa Dragones Blanco ($ 75.00) Mejor Tequila para saborear: Casa Dragones Blanco.

Casa Dragones llegó por primera vez al mercado con su tequila premium para saborear, Joven, en el 2009. La marca recientemente lanzó un segundo espiritu premium, el blanco, hecho específicamente para mezclar en cocteles. Casa Dragones Blanco es 100 % puro de agave azul y se produce en pequeños lotes de no más de 400 barricas. Las plantas de agave son cosechadas en el Eje Volcánico Transversal y son destiladas con agua pura de manantial que resulta en un tequila cristalino con notas sutiles de frutas tropicales, pepino y menta. Este blanco fue un favorito consistente, recibiendo calificaciones de 4 o 5 en aroma, sabor, y acabado. Aunque se haya creado para mezclar, sus notales tropicales lo hacen lo suficientemente refinado y limpio para disfrutarse por sí mismo.