Notice: Undefined index: ac_remember_me in /var/www/html/casadragones/public/wp-content/themes/casadragones/header.php on line 228

Financial Times: Una visión artística del tequila

La impresionante pieza de Gabriel Orozco "Papalotes negros", un cráneo con un motivo geométrico en blanco y negro, se convirtió en una de las imágenes más memorables de 2011, gracias al cartel que anunciaba la retrospectiva mundial de este artista contemporáneo, con la calavera gótica y juguetona decorando las calles y estaciones de metro en Nueva York, Basilea, Londres y París, siguiendo su trayectoria del MoMA al Kunstmuseum y el Tate Modern, hasta el Centre Pompidou.

Uno de los fieles patrocinadores de esta inteligente y provocativa muestra es la marca de tequila de lujo Casa Dragones, conocida por su apoyo a galerías y artistas contemporáneos. Para conmemorar la gira, se presentó una serie de sólo 400 botellas, grabadas con el motivo del cráneo, fechadas, numeradas y firmadas por Orozco. Justo a tiempo para la temporada navideña de 2012, ya están a la venta en Inglaterra, México y Estados Unidos, a un precio de $1,850 USD por botella.

Este regalo de colección cumple y supera todas las expectativas: para empezar, se trata de una obra edición limitada en tres dimensiones, firmada por "uno de los artistas más influyentes de esta década, y probablemente también de la siguiente", de acuerdo con el curador de arte contemporáneo Francesco Bonami. Orozco ha expuesto su obra no una sino tres veces en la Bienal de Venecia (en 1993, 2003 y 2005), en Documenta (en 1997 y 2002), en la Whitney Biennial en 1997, y la lista sigue creciendo... Por otro lado, las ediciones de artistas no pueden ser más divertidas que una botella, en especial si contiene un tequila Joven de Agave Azul, elaborado en pequeños lotes en la propia ciudad de Tequila en México.

Sutil y sofisticada, provocativa y juguetona, la botella sustituye el blanco y

negro de la obra original por cristal transparente y esmerilado, en el que la cuadrícula representa la racionalidad, y el cráneo la incertidumbre. El tequila se presenta empacado en una caja azul profundo —el color distintivo de la marca— que simboliza la vibrante energía de México.