Haute Living: El tequila más suave del mundo

Si fuera por mí, tomaría tequila a media tarde en una suite del Hotel ZaZa con Bertha González Nieves cada semana por el resto de mi vida.

Ése fue el escenario a donde acudí para una degustación de su tequila premium, Casa Dragones. Bertha pertenece a algo así como la aristocracia mexicana, ya que es la primera mujer en la historia en ser certificada como Maestra Tequilera por la Academia Mexicana de Catadores de Tequila (debería de andar por la vida con un cetro en la mano, en mi opinión). Estuvo en nuestra ciudad para promover su exclusivo Tequila Joven 100% de Agave Azul, una de las cinco clasificaciones oficiales del tequila, y la menos utilizada en los últimos años. A la noche siguiente, Casa Dragones se iba a servir en la hora de cortesía exclusiva para quienes poseen membresía del museo The Dallas Contemporary, en el coctel para celebrar sus más recientes exposiciones: Man with Banana de Juergen Teller y Bold & Beautiful de Ezra Petronio.

Bertha sirvió una generosa cantidad de su emblemático tequila en lo que parecía una flauta para champagne, y colocamos la nariz en diversas zonas de la copa para poder apreciar sus notas de cítricos y especias. Queda claro que Casa Dragones no es un tequila para shots y que no está pensado para mezclarlo o acompañarlo con chasers, sino para beberlo solo.

Todo en esta bebida, desde su botella de cristal libre de plomo, hasta los agaves azules escogidos a mano y su proceso múltiple de destilación, es planeado y ejecutado con una meticulosa atención por los detalles. Bertha llama a esto "artesanía y oficio mexicanos". De hecho, los sabores de este tequila cambiaban dramáticamente de un sorbo al otro, como si distintas partes de tu subconsciente se abrieran a la experiencia de beber algo nuevo.

Cuando le pregunté cómo logran ese efecto, me contestó:

"Años de experimentación". El cofundador de la compañía, Bob Pittman, quizá mejor conocido como el tipo que fundó MTV, lo expresa a la perfección: "Nuestra visión era producir un tequila que no te hiciera torcer el gesto al tomarlo ni te raspara la garganta. Y conseguimos eso y más".