Saveur: Tequila para todos

Para preparar un delicioso coctel margarita o una paloma, o para tomarlo derecho, como una suave bebida al terminar de comer, no hay nada mejor que un tequila realmente bueno. Los grandes tequilas de México están a años luz de los toscos shots que quizá bebías en la universidad, y que tal vez ni siquiera eran tequila auténtico, sino un híbrido con sólo 51% de destilado de agave, que apropiadamente lleva el nombre de "mixto". En cambio, el tequila hecho cien por ciento con agave Azul Weber —azul, por el tono de sus hojas y Weber por el botánico que identificó científicamente la planta—, el verdadero tequila es un destilado que vale la pena saborear y apreciar. Dependiendo del tipo de bebedor que seas, aquí puedes encontrar tu auténtico tequila.

Para los traviesos: Casa Dragones

La apariencia de este tequila transparente como el cristal y pensado para disfrutarse solo es engañosa, porque en realidad es un tequila joven, una mezcla de blanco con un toque de extra añejo, del que luego se filtra el color, hasta lograr una claridad que podría hacerte confundirlo con un blanco normal. Al menos, hasta que lo pruebas y te das cuenta de que es un destilado con una complejidad que enamora y recuerda licores añejados, pero que a la vez conserva las notas florales, vivaces y juguetonas que hacen atractivos a los tequilas sin añejamiento.