Seis tequilas que deberías beber este Cinco de Mayo

El tequila Joven es una categoría recién resurgida en el mundo de este destilado; se trata de una mezcla de blanco y extra añejo que se filtra para remover el color y suavizar el sabor. En el peor de los casos, el tequila joven sabe como un añejo soso y blandengue. Pero en el mejor, como es el caso del magnífico Casa Dragones Joven ($275 USD), lleva al tequila a otro nivel. Su transparencia puede hacerlo ver como un tequila blanco, pero su sabor sutil y delicado no tiene nada que ver con los blancos que conoces. Es rico y sedoso, con notas florales y avainilladas y un toque de chocolate y caramelo. Su final es aterciopelado y no quema la garganta. Más suave que un blanco típico y menos amaderado y apimentado que los extra añejos comunes, este joven es perfecto para beberlo solo a pequeños sorbos, ligeramente frío; prueba a ponerlo en tu refribar de vinos durante un par de horas antes de tomarlo.

Lee más aquí.