T Mag: Mujer Dragón

Su trabajo solo puede calificarse como “hecho a mano”. Desde sus estrategias de Mercado hasta la elaboración de su producto. Bertha González ha creado un tequila premium de talla internacional que conquista el mundo.

Por Sagrario Saraid

Fotografías Ricardo Trabulsi

The High Line es una de las zonas más boyantes en Nueva York. Este parque lineal elevado es todo un privilegio para la ciudad, pues además del paisajismo con el que ha sido intervenido, ofrece un paseo seguro y la oportunidad de tener acceso a espacios de arte, diseño, moda, y cruzar plácidamente un gran tramo de Manhattan. Caminar por The High Line rumbo al apartamento de Bertha González Nieves – cerca de la intersección de la 10 y la 24 – me hace reflexionar sobre mi primer encuentro con ella y su tequila Casa Dragones, hace algunos años

Fue en el centro histórico de San Miguel de Allende, Guanajuato, donde conocí a Bertha, en una casona de largo pasillo con muros de piedra cubiertos de enredaderas y buganvilias, que conduce al corazón de Casa Dragones. Un bello edificio situado en los antiguos establos del escuadrón de caballería de Los Dragones (razón por la que bautizaron así al tequila) pertenecientes al movimiento independentista, que datan de 1671 y que fueron restaurados. Las puertas de madera y herrería de la sala de la casa, decorada con antigüedades, dan al patio de esa construcción que conserva el encanto del México colonial y que, en aquel momento, era el hogar espiritual del recién lanzado tequila Casa Dragones. Corría el año 2008.

Tequila Casa Dragones es una marca cofundada por Bob Pitmann (CEO de Clear Channel Media Holdings, anteriormente COO de AOL Time Warner, y fundador de MTV y Pilot Investment Group) y Bertha González Nieves, originaria de Guadalajara, CEO de la empresa, quien posee una vasta experiencia en la industria tequilera y en el mundo de la mercadotecnia.

He llegado a su apartamento en The High Line. Bertha me recibe con el entusiasmo que le caracteriza. De una belleza y elegancia natural, la contemplo segura y clara dando unas últimas instrucciones sobre algunos detalles de la producción del tequila a su asistente. Nos saludamos y aunque apenas ha pasado el horario de desayuno me ofrece un tequila. No me rehúso, por supuesto. Mientras ella se alista, observo su gusto por el arte contemporáneo, en las paredes de su departamento hay obra de Dr.Lakra, Melanie Smith, Marco Rountree, Carlos A. Morales, Pedro Friedberg y Hadlet Hudson, por mencionar solo algunos.

Entre saltos y arrumacos de sus perros Figaro (ocho años) y Nola (un año), decidimos sentarnos a conversar para ponernos al día. Iniciamos hablando sobre el importante crecimiento que está teniendo el tequila fuera de México. Hoy por hoy los países de mayor consumo de tequila en el mundo son Estados Unidos y México, en ese orden. No es secreto que anualmente se exporta más del 150 por ciento de la producción de esta bebida al país vecino y a nuevos países interesados en probar el consabido tequila mexicano, tal es el caso de China que recientemente ha aumentado su gusto por el elixir creado en base al agave azul. “Estamos enfocados en el mercado de México y Estados Unidos”, me dice B