Tequila Casa Dragones hace mancuerna con Cerámica Suro y Jose Dávila

Elena Reygadas, Eduardo García, Alfonso Cadena y Francisco Ruano son chefs que han trabajado con José Noé Suro para que las vajillas de sus restaurantes tengan el alma de arte Cerámico Suro (taller fundado en 1951).

Y bajo la intención de enaltecer lo hecho en Jalisco, Te-quila Casa Dragones convergió con Suro y el artista José Dávila para dar vida a la vajilla de Casa Dragones en San Miguel de Allende.

“Tenemos un proyecto en San Miguel de Allende llamado Pairing Table, en donde hemos recibido a chefs del mundo y mexicanos que ponen el nombre del País en alto, y una vajilla nuestra era lo que nos hacía falta”, explica Bertha González-Nieves, cofundadora de Casa Dragones.

Entonces, como una plática entre amigos en Zona Maco, Bertha y José Noé llegaron a la idea de crear la vajilla y trabajar con un artista, Jose Dávila, quien tiene 15 años colaborando con Cerámica Suro.

“Con Jose he trabajado muchas piezas, conoce bien la fábrica y cuando venía veía que los pinto- res, antes de empezar un plato, toman sus pinceles y tienen una placa al lado en la que limpian el color y ven el trazo que van a hacer; así se van quedando miles de manchitas que luego retiran.

“Lo que quiso hacer con esta vajilla fue dicho ejercicio, con colores azules que referenciaran la imagen de Casa Dragones; no quería que fuera una vajilla corporativa con el sello de la marca, sino este ejercicio y que cada plato fuera diferente”, explica José Noé, que desde 1993 ha invita- do a artistas a cocrear piezas de cerámica; por ejemplo, hizo una vajilla con Eduardo Sarabia para Damien Hirst.

El taller, que inició en Tlaquepaque, ahora es una fábrica más grande ubicada en la zona industrial, desde hace un año comenzó la mudanza y sólo falta terminar el próximo mes con el área de va- ciado (donde se producen piezas huecas como jarrones) para que el lugar anterior cierre sus puertas por completo.

Y aunque se ha invertido en mejores hornos y equipos para producir más, el proceso artesanal continúa, incluso con la recuperación de equipo antiguo, como el
de una fábrica de azulejos
de 1930 de Módena, Italia.
El proyecto del próximo
año, un área nueva completamente para hacer pisos y azulejos, además de una cafetería abierta al público.

Dentro de los cambios está el que desde hace seis meses sólo trabaja con porcelana y gres porcelánico europeos, de Francia y Portugal, por su calidad y resistencia.

Esta primera vajilla de Casa Dragones con Cerámica Suro y Jose Dávila ya está en San Miguel de Allende y se proyectan tres más para los lugares donde la marca de tequila realiza eventos: la Ciudad de México, Guadalajara y Nueva York.

Para la próxima creación se adelanta que Dávila empleará el mecanismo de su proyecto “Exercise of the Possible”, donde entra el azar y crea dibujos con globos inflados con helio que sostienen pinceles.