Time Style: El Arte del Tequila

El artista mexicano Gabriel Orozco ha formado parte del circuito de exposiciones por cerca de tres décadas, durante las cuales ha llevado sus piezas filosóficas y geométricas a museos y galerías en todo en mundo. El también escultor, fotógrafo y videoartista suele presentar instalaciones donde captura el movimiento en suspensión de objetos cotidianos como mesas de billar y ruedas de bicicleta, lo cual le ha valido elogios generalizados de la crítica. El año pasado emprendió una gira retrospectiva que fue del MoMA en Nueva York, al Kunstmuseum en Basilea, el Tate Modern en Londres y el Centre Pompidou en París. La celebración fue compartida por la marca de tequila Casa Dragones, que acompañó al artista en sus viajes.

Los frutos de esa colaboración son notables: a partir de este mes, Casa Dragones pone a la venta botellas de edición limitada de su tequila 100% de agave azul, grabadas con una reproducción de la emblemática pieza de Orozco "Papalotes negros" (1997), al exorbitante precio de 1,850 USD. La obra original es un cráneo humano cubierto con una cuadrícula en blanco y negro, una pieza tridimensional que un boletín de prensa de la compañía describe como "una representación de los dos aspectos de la vida que constantemente se enfrentan, pues la cuadrícula representa la racionalidad y el cráneo la incertidumbre".

Cada una de las cuatrocientas botellas es terminada artesanalmente, firmada, numerada y fechada a mano. El tequila, que estará disponible a tiempo para las fiestas navideñas en puntos de venta selectos en Estados Unidos, México y Londres, viene en una caja azul profundo, decorada con el motivo de "Papalotes negros" al frente. La presentación regular de este tequila tiene un precio aproximado de 275 USD.

Como el propio tequila, tanto Casa Dragones como Orozco comparten profundas raíces mexicanas. Casa Dragones Joven es un tequila de alta gama 100% de Agave Azul; la compañía fue fundada en 2008 por Bertha González Nieves y Bob Pittman, CEO de Clear Channel y fundador de MTV. La Casa Dragones se encuentra en San Miguel de Allende, una prístina ciudad colonial fundada en el siglo XVII, rodeada de montañas, en el corazón de México. El nombre de la marca es un homenaje a la ciudad histórica guanajuatense que es su sede espiritual, y una de las poblaciones donde comenzó la Guerra de Independencia de México. Por su parte, el trabajo artístico de Orozco es de naturaleza experimental, desafía las perspectivas y refleja el tema del análisis complejo de la realidad.

"No se trata de una colaboración tradicional entre un artista y una marca", declaró González Nieves a The Wall Street Journal. "Es el resultado de todo el tiempo que pasamos juntos. Orozco ha llevado a todo el mundo un aspecto contemporáneo y muy interesante de México, y nosotros tratamos de hacer lo mismo." Las botellas también expresan el modus operandi de ambas partes, pues Orozco suele crear piezas sobre pedido para ocasiones especiales, mientras que Casa Dragones es una compañía conocida por su apoyo a artistas, galerías y museos en todo el mundo.